Skip to content

Apuntes de filosofía para filosofar

julio 23, 2014

Simon Aliendres Leon

Desde mi más tierna infancia recuerdo que tenía una increíble curiosidad por todo, curiosidad que me han dicho que aun preservo. Veía la vida como una rutina un tanto mecanicista y determinista, donde todos los días eran iguales. Uno va creciendo conforme se va dando cuenta que los días son diferentes, que existe algo llamado realidad y es independiente a nuestros sentidos. Sé que empecé a madurar cuando eso empezó, ya todos los días no eran iguales. También me percaté de que yo existía como tal, de que iba más allá de un nombre que siempre repetían. Ese es el punto en el que dejamos la etapa sensitiva y se supondría que pasaríamos a ser más racionales, pues tomamos conciencia de nuestro ser. Al tomar conciencia de nuestro deberíamos tomar conciencia de que existimos en un mundo, de que estamos en una realidad objetiva y una serie de implicaciones inherentes…

Ver la entrada original 497 palabras más

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: